Como fue creada Dominicana de Aviación

Como fue creada Dominicana de Aviación

Esta es la historia como se creó la aerolínea Dominicana de Aviación

Este es un estrato del capítulo que está en mi nuevo libro sobre los primeros 50 años de la aviación civil y militar de la República Dominicana. En este articulo sólo se enfoca en la creación de la aerolínea, pero el capítulo dedicado a Dominicana de Aviación del libro es mucho más detallado en cuanto los primeros pilotos dominicanos de la aerolínea, sus situación financiera durante la dictadura de Trujillo, accidentes aéreos de sus aviones, y los diferentes tipos de aviones que fueron usados por la aerolínea durante 1944 a 1961.

La creación de la aerolínea Compañía Dominicana de Aviación fue creada por una iniciativa del coronel Charles McLaughlin (siendo ya administrador de Naviera Dominicana) y los ejecutivos locales de la aerolínea norteamericana Pan American Airways. McLaughlin siempre mantuvo una estrecha relación con los representante de la aerolínea norteamericana Pan American Airways, y después que inicia los servicios de los vuelos domésticos y carga aérea de Naviera Dominicana, se reúne con varios ejecutivos de Pan American para crear una aerolínea dominicana afiliada a Pan American como había pasado con Cubana de Aviación y otras aerolíneas latinoamericanas. El propósito de esta ‘nueva’ aerolínea era hacer más efectivos los vuelos domésticos que brindaban en el país las aerolíneas British West Indies Airways y TACA, y como opción extender los servicios a Haití y Puerto Rico. Después que hubo un acuerdo entre ellos, proponen la idea a Trujillo. Sin embargo, McLaughlin no era el único interesado en la misma idea. A mediados de 1943, Lowell Yerex, presidente de British West Indies Airways, visitó Ciudad Trujillo para proponerle a Trujillo la creación de una aerolínea dominicana que se encargara de los vuelos domésticos del país y su posible expansión internacional.[1] Lo que no sabía el señor Yerex era que las compañías Pan American y Naviera Dominicana se le habían adelantado varios meses antes.

En noviembre de 1943, Charles McLaughlin viajó a la ciudad de Washington para reunirse con Edward Warner, vicepresidente de la Comisión de Aeronáutica Civil de los Estados Unidos, para informarle del acuerdo tentativo que se había llegado entre Pan American y Naviera Dominicana para crear la aerolínea Compañía Dominicana de Aviación CxA y obtener permiso para volar a Puerto Rico. La nueva aerolínea se iba a crear con una inversión de $100,000 dólares (el equivalente de $1.3 millones dólares en 2016), repartidos en 1,000 acciones corporativas con un valor de $100 dólares cada una. El 60% de las acciones eran de Naviera Dominicana o sus designados (en este caso era Trujillo), y el 40% era de Pan American Airways o sus designados. Según los documentos que investigamos del Departamento de Estado, McLaughlin presentó a la Comisión de Aeronáutica Civil de los Estados Unidos una serie de documentos donde se demostraban que la mayoría de las acciones de Naviera Dominicana pertenecían a ciudadanos norteamericanos residentes en la República Dominicana. De esta forma McLaughlin quiso demostrar que la nueva aerolínea tenía inversionistas norteamericanos aparte de ser auspiciada por Pan American, y es por esa razón es que la Comisión de Aeronáutica Civil norteamericana aprobó la autorización a que la nueva aerolínea podía viajar a Puerto Rico cuando fuese creada.[2]

Los acuerdos llegados con Pan American y Naviera Dominicana para crear Dominicana de Aviación especificaban que McLaughlin sería el presidente de la misma por dos años porque Naviera Dominicana tenía la mayoría de las acciones, luego un representante de Pan American ocuparía la presidencia por dos años, y así sucesivamente se intercambiaría los presidentes de la aerolínea. Pan American también tenía el derecho de nombrar el 40% de los funcionarios principales de la compañía. Ambas partes se comprometieron a no vender sus acciones (parcial o en su totalidad) hasta después de 5 años que la nueva compañía estuviera en operaciones.[3] Estos acuerdos hechos por McLaughlin no iban a efectuarse hasta que Trujillo no diera su aprobación. Mientras tanto, Trujillo no se había decidió y resolvió el conflicto entre Pan American y British West Indies Airways al estilo digno de un emperador romano. Él sabia que con ambas compañías iba a ganar dinero no importaba cual fuese su elección. Les pidió a los ejecutivos de ambas aerolíneas un favor: transportar a su concubina Lina Lovatón a Miami para ir de compras por uno días. El viaje debería ser en secreto para evitar que su esposa se enterara. La compañía británica ofreció llevar a la querida de Trujillo en uno de sus aviones en el área de VIP en un vuelo regular a Miami, pero Pan American puso a disposición de Lina Lovatón un avión privado, no solo para ese viaje sino cuando Trujillo quisiera. De esta forma Pan American y Naviera Dominicana ganaron el contrato para crear la aerolínea Dominicana de Aviación.[4]

McLaughlin entregó a Trujillo el acuerdo entre Naviera Dominicana y Pan American el 10 de marzo de 1944. Sin embargo, durante la reunión que tuvo Trujillo y McLaughlin con los ejecutivos de Pan American, el dictador modificó el acuerdo haciendo referencia a las leyes dominicanas contra el monopolio corporativo donde el gobierno no le concedía privilegios a ninguna empresa nacional o extranjera. Era irónico que Trujillo hiciera referencia a la ley de monopolio corporativo cuando él era el dueño de casi todas las compañías de importancia del país. Dominicana de Aviación por eso tenía que pagar impuestos, no iba a tener concepciones esenciales del transporte aéreo nacional, y tenía que pagar el uso de las facilidades aeroportuarias como cualquier aerolínea. Todo eso fue una pantalla de humo ideada por McLaughlin y Trujillo para satisfacer a los inversionistas norteamericanos y a Pan American, pues Trujillo técnicamente era el dueño de Naviera Dominicana. Al mismo tiempo, la aerolínea recibiría del gobierno $300 dólares mensuales o $0.40 dólares por cada milla de vuelo para transportar las correspondencias del servicio postal. Esta última cantidad debía de ser pagada por el gobierno si las correspondencias pesaban más de 70 kilos (154 lb) durante un destino a otro.[5] Nota: El lector debe recordar que la moneda oficial dominicana era el dólar norteamericano hasta el año de 1947, y por eso nos referimos a los costos, precios y cantidades en dólares.

Otra de las modificaciones que fueron añadidas al acuerdo para crear la aerolínea fue que el gobierno no iba a pagar los salarios de los mecánicos de aviación y pilotos del ejército que fuesen empleados por la aerolínea. Contrario a las otras aerolíneas creadas o auspiciadas por Trujillo donde se empleó directamente el personal militar (quienes recibían sus salarios del presupuesto militar), en esta ocasión los militares escogidos iban a recibir sus salarios directamente de Dominicana de Aviación mientras estuvieran empleados por la aerolínea, y no iban a perder sus rangos militares. Pan American aceptó emplear el personal militar como empleados técnicos en Dominicana de Aviación porque en el país no habían técnicos civiles que ocuparan las posiciones de pilotos o mecánicos de aviación. En el pasado se utilizó todos el personal de aviación del ejército, pero ahora los militares iban a ser escogidos voluntariamente, pero Dominicana de Aviación se reservaba el derecho de emplear su propio personal aéreo, incluso emplear extranjeros para los puestos vacantes. También se restringió los privilegios de viajes en los aviones de la aerolínea a los funcionarios públicos del gobierno (civiles y militares) y fueron limitados a recibir un descuento del 25% del costo normal de la tarifa de viaje sin excepción de la jerarquía del funcionario. Sólo los inspectores asignados para supervisar el servicio aéreo de la aerolínea podían viajar gratis, siempre y cuando hubiese asientos disponibles.[6] En el contrato original entre Naviera Dominicana y Pan American, esta ultima ofreció invertir dinero adicional para mejorar los aeródromos donde viajarían los aviones de Dominicana de Aviación y ampliar sus pistas.[7] Finalmente, el acuerdo para crear la compañía fue aprobado por Trujillo el 13 de abril de 1944.[8] En papeles, la compañía Dominicana de Aviación CxA tenía 60% de sus dueños eran dominicanos y el 40% eran norteamericanos. Pero todos sabían que de parte del lado dominicano el único dueño era Trujillo; los nombres de ciudadanos dominicanos que «compraron» aciones estaban listados ahí por ordenes del dictador.

El día 8 de mayo de 1944 fue publicada la noticia de la creación de la Compañía Dominicana de Aviación.[9] Dos días antes, el 6 de mayo, se reunieron los representantes de Naviera Dominicana y Pan American para discutir la administración de la nueva aerolínea y dar los puntos finales de la inauguración. Fue elegido oficialmente el coronel Charles McLaughlin como presidente ejecutivo, el ex capitán piloto Mario Lovatón (quien parece que recuperó la confianza del dictador después que fue destituido como jefe de la aviación del ejército el 16 de marzo, y hermano de la querida de Trujillo) fue nombrado jefe de pilotos de la compañía, y los demás funcionarios eran: F. Stanton Jackeye (manager de Pan American en el país y vicepresidente de la nueva aerolínea dominicana), George Burrie (ex jefe de mecánicos del ejército, trabajaba como superintendente de mecánicos para Pan American en el país), David E. Grant y Robert Cook (ambos representante de Pan American), Jean Arce Medina (abogado representante de Trujillo), y Guillermo Santoni Calero (encargado de la oficina privada de Trujillo y fue el primer secretario de la aerolínea).[10] En ese día también se crearon las primeras rutas de vuelo de Dominicana de Aviación, y estas fueron: la ruta 1 era desde Ciudad Trujillo a San Pedro de Macorís, y la ruta 2 era desde Ciudad Trujillo – San Francisco de Macorís – Santiago – Montecristi – Barahona – Ciudad Trujillo.[11] La ruta de vuelo que se habían planeado originalmente eran Ciudad Trujillo – Santiago – Montecristi – Dajabón – San Juan de la Maguana – Barahona – Ciudad Trujillo, y Ciudad Trujillo – San Francisco de Macorís – Santiago – Sánchez – La Romana – San Pedro de Macorís – Ciudad Trujillo, pero se decidió dividirla en dos rutas tomando como epicentro la ciudad capital.[12]

La compañía Dominicana de Aviación no iba a utilizar los aviones de transporte del ejército. Se decidió que la aerolínea fuera “dueña” de sus propios aviones. El 11 de mayo de 1944, McLaughlin viajó a los Estados Unidos para comprar dos aviones Beechcraft C-45 para la aerolínea,[13] pero parece que tuvo dificultades para conseguir esos aviones pues ese tipo de avión no llegaron al país y a pertenecer a la aerolínea hasta exactamente dos años después. Por otro lado, McLaughlin estaba muy interesado a que Dominicana de Aviación fuese reconocida internacionalmente por lo que entre el 1 de noviembre al 7 de diciembre de 1944 encabezó la delegación dominicana que estuvo presente en la Conferencia Internacional de Aviación Civil. En la misma estuvieron participando 54 naciones donde firmaron importantes resoluciones sobre las rutas aéreas comerciales y sobre las reglas de servicios aeroportuarios internacionales. También en esa conferencia se adoptaron nuevas leyes sobre la navegación internacional en general. Estos acuerdos fueron todos ratificados inmediatamente por el Congreso Nacional.

Este artículo lo he hecho para aclarar esta parte de la historia de la aviación dominicana, la cual no es narrada como es,  pero muy pocos historiadores del temas llegan al fondo de cómo se crearon esas instituciones del gobierno dominicano durante la dictadura de Trujillo. Lamentablemente, las condiciones de preservar la historia nacional dominicana se ha perdido, y tuve que recurrir a los archivos militares y diplomáticos de los Estados Unidos donde se narran muchas anécdotas de la historia dominicana antes, durante y después de la dictadura del jefe. Espero que hayan disfrutado este artículo, y sus comentarios son bienvenido.

RECURSOS USADOS:

  1. Doc. 839.796/34, Control 82-831.28. Intelligence Report. March 28, 1944. U.S. State Department
  2. Doc. 839.796/44, No. 1664, Local Air Service in Dom. Rep. April 29, 1944. U.S. State Department
  3. Doc. 839.796/44, No. 1664, Local Air Service in Dom. Rep. April 29, 1944. U.S. State Department. Tambien Atkings, G. Pope y Wilson, Larman Curtiss. (1998) “The Dominican Republic and the United States: From Imperialism to Transnationalism”. Univerisity of Georgia Press. Varias páginas citadas
  4. Military Intelligence Report No. 643, Control No. 8230. April 26, 1944. U.S. State Department.
  5. Doc. 839.796/44, No. 1664, Local Air Service in Dom. Rep. April 29, 1944. U.S. State Department
  6. Doc. 839.796/44, No. 1664, Local Air Service in Dom. Rep. April 29, 1944. U.S. State Department
  7. Military Intelligence Report No.8230 MAA-19(DR), May 15, 1944. U.S. State Department
  8. Military Intelligence Report No. 643, Control No. 8230. April 26, 1944. U.S. State Department.
  9. Listín Diario, p.1, col. 1. 8 de mayo de 1944
  10. Military Intelligence Report No.8230 MAA-19(DR), May 15, 1944. U.S. State Department.
  11. Military Intelligence Report No.8230 MAA-19(DR), May 15, 1944. U.S. State Department.
  12. Doc. 839.796/44, No. 1664, Air Service in Dom. Rep. April 29, 1944. U.S. State Department.
  13. Military Intelligence Report No.8230 MAA-19(DR), May 15, 1944. U.S. State Department]