El Poliplano Garcia fue un fracaso de la aviación

Este articulo esta basado en las primeras paginas de mi libro sobre los primeros 50 años de la aviación dominicana, que todavía no tengo un título oficial.

En 1911  aparecen dos dominicanos que se aventuran a incursionar en la creación de sus propios aeroplanos. Uno de ellos fue Manuel A. Santamaria, quien en ese entonces era un joven de origen dominicano residente en la ciudad de Barcelona (España)y donde había inventado un monoplano que estaba en los últimos pasos para iniciar su construcción.[1] A principio de 1911, el ingeniero Zoilo Hermógenes García (1881-1916) diseño un aeroplano llamado Poliplano, o avión de múltiples planos.

El Poliplano de Zoilo García tenía cierto parecido al aeroplano Voisin Carnard inventado por los hermanos Voisin en 1910, y también tenía cierta reminiscencia al avión 14-bis de Alberto Santos-Dumont de 1906. El Poliplano fue construido en los Estados Unidos y su construcción comenzó el 4 de febrero de 1911 por la compañía American Aeroplane Supply House[2]. Su construcción fue financiada por el propio García y en parte por el gobierno dominicano, y se realizó en el hangar No. 18 del Aeródromo de Nassau Boulevard en Long Island, New York.[3] Su construcción llamó mucho la atención porque en el momento era el aeroplano más grande que se construía en los Estados Unidos. Según la revista Aircraft Magazine (ediciones de julio y agosto de 1911, página 159), García aparentemente firmó un contrato de construcción de su aparato en representación del gobierno dominicano. Su costo fue de unos $5,000 dólares[4], los cual era una suma bastante considerada en ese tiempo. El presidente Elidió Victoria mediante la Ley No.5085 del 24 de mayo de 1912 autoriza los fondos para construirlo, no sabemos si esta decisión fue para pagar las deudas contraída por el gobierno dominicano pues ya para esa fecha que fue autorizado este dinero ya el Poliplano había sido abandonado.

Zoilo García en julio de 1911 tomó clases de pilotaje enseñado por el instructor James Lester Weeks, quien apenas con 20 años, tenía una escuela de aviación en uno de los aeródromos cerca donde se estaba construyendo el Poliplano.[5] Aún más, en las publicaciones de “Suplement Aero” (volúmenes III y IV correspondiente al periodo de 1911 a 1912)[6] aparecen varias notas donde señalan que García propuso a Weeks servir como instructor de varios oficiales del ejército dominicano que iban a ser seleccionados para pilotear su aeroplano.[7] A pesar de que aprendió a volar aeroplanos, García nunca obtuvo la licencia de piloto, pero en 1916 recibió (después de su muerte) una licencia honorifica de piloto otorgada por el Aeroclub de New York por su contribución a la creación del Poliplano. Siguiendo eco de estas declaraciones de García sobre sus deseos de armar el ejército dominicano con aeroplanos, la famosa publicitaria británica Janes en su libro anual “All the World’s Aicraft 1913” publicó en la página 68 que “Santo Domingo” poseía por los menos dos aeroplanos en su ejército. Sin embargo, esto no era cierto, en el país no había facilidades ni conocimientos para operar aeroplanos hasta 1927, y apenas en 1914 sólo había una pequeña estación meteorológica en Santo Domingo[8], la cual informaba de las condiciones atmosféricas a los aviadores extranjeros que irónicamente llegaban al país con sus aparatos por vía marítima y no volando.

La construcción del Poliplano duró más de un año para ser completado porque los ingenieros encontraron un fallo en el diseño y los trabajos se vieron interrumpidos por la partida de García a Santo Domingo en agosto de 1911. Durante su ausencia, la compañía American Aeroplane Supply House anunció que el Poliplano no iba a estar listo hasta febrero de 1912, y por esa razón “iba a dedicar ese tiempo para terminar de construir tres biplanos Blériot que fueron comisionados por sus dueños”. Sin embargo, el Poliplano fue mostrado como estaba en la exhibición “1911 International Aviation Meet” pero sin volarlo[9], pues como se mencionó anteriormente, era el aeroplano más grande que se estaba construyendo en los Estados Unidos en ese entonces, y creemos que la única foto que existe del mismo fue tomada en ese evento.

Según los datos que recopilamos en los Estados Unidos, el Poliplano fue completado el 20 de febrero de 1912 (de acuerdo con la revista Aviation Weekly en su edición del 6 de abril de 1912). Todos los datos norteamericanos que se refiere al Poliplano sugieren que este nunca voló, aun cambiándole el motor tres veces, y el ultimo motor que utilizó era el más potente del mundo en ese entonces. La revista Aviation Weekly también publicó el comentario de Fred Schneider, un constructor de aeroplanos que trabajaba para los hermanos Wright y Glen Curtiss, quien predijo a los ingenieros que el avión no iba a poder volar porque estaba mal diseñado. La suerte del Poliplano en los Estados Unidos es incierta, pues según una de las notas publicadas del mismo dice que su dueño incomodo con el fracaso de su invento lo embarcó a la República Dominicana a principios de marzo de 1912. Pero algunas fuentes dominicanas sugieren que se quemó en un incendio. Sin embargo, esto ultima teoría no es cierta pues todas las referencias que se han hecho sobre la presencia del Poliplano en el país indican que fue traído desde los Estados Unidos.

La partida de García a la República Dominicana en agosto de 1911 sin duda tuvo que ver a sus obligaciones profesionales, familiares y por su puesto para preparar la exhibición de su invento en el país. A víspera de su regreso a los Estados Unidos para traer su aeroplano a la República Dominicana, el 14 de enero de 1912 fue fundado el Centro de Aviación de La Vega con el propósito de crear una escuela de aviación tan pronto el Poliplano García fuese traído al país. La Junta Directiva del Centro de Aviación de La Vega estaba integrada por Agustín Fernández, Francisco Grullón Velóz, Carlos María Sánchez, Casimiro Marte Rodríguez y Gabriel G. Grullón (todos miembros de prominentes familias de la región del Cibao).[10] La única acción que hizo esta organización fue conseguir una autorización del municipio del pueblo para condicionar los terrenos donde iba a despegar el Poliplano en la sabana de Pontón, cerca del pueblo de La Vega. Erróneamente se ha escrito que este fue el primer aeródromo del país, pero nunca fue desarrollado como tal.

Después de dejar todo preparado para la exhibición de su aeroplano, Zoilo García regresó a la ciudad de New York a finales de enero de 1912. Para ese entonces se reanudó la construcción del mismo, y según se reportó en uno de los suplementos de noticias del mes de febrero de la revista “Supplement Aero”. El 20 de febrero de 1912 (como mencionamos anteriormente) fue el día que se completó y el Poliplano no pudo volar. Este evento también fue reportado en el suplemento de noticias de aviación de “Supplement Aero” su edición del mes de marzo de 1912, y también en el libro de historia de aviación “Long Island Aircraft Manufacturers” de Joshua Stoff (página 66), y así como también los datos recopilados por el Museo Cradle of Aviation de Long Island, New York.

El único testimonio que hemos podido recopilar sobre el intento del vuelo del Poliplano en la República Dominicana fue el artículo escrito por el reportero Rafael Sánchez G, titulado “La Aviación de la Vega” del periódico El Progreso, el cual fue republicado por el historiador E. R. Demorizi en su libro “La Enciclopedia Dominicana del Caballo” (páginas 11 y 12) y citamos:

“…yo mismo he palpado y he visto elevarse el aparato en proyecto a bastante altura… El más perfecto equilibrio le he visto conservar en el aire en los momentos en que el señor García le dejaba caer abandonado a su peso para evidenciar la lentitud con que, en caso dado, sin el menor ápice de peligro, podría hacerse el descenso, cuando por algún motivo del motor u otra cualquier pieza del aparato le privará de su impulso inicial… El 31 de enero, Zoilo H. García se dirigió a la Junta Directiva del Centro de Aviación para que esta fuese disuelta por la razón del fracaso económico de su invento”.

Pero Demorizi indica que el este artículo fue publicado el 26 de enero de 1911, pero esto no puede ser posible porque el 17 de enero de 1911 importantes personalidades del Cibao hacen las primeras gestiones antes el municipio del pueblo de La Vega para condicionar los terrenos en la sabana de Pontón[11] en nombre de Zoilo García quien ya estaba en New York en ese entonces. El 4 de febrero de 1911 se comienza a construir el Poliplano en los Estados Unidos como cita la revista Aircraft (ediciones de julio y agosto de 1911, página 159), y la patente del Poliplano fue aprobada en Washington en abril de 1911. [12] Además, Demorizi hace referencia que el Poliplano fue traído al Cibao desde los Estados Unidos. Otra controversia es la fecha que el autor del citado artículo indica que se cierra el Centro de Aviación, 31 de enero de 1912, esto no puede ser posible ya para esa fecha García estaba de regreso a New York para renovar la construcción del Poliplano.

Nuestra conclusión es que Gracia intentó volar el Poliplano en la sabana de Pontón en el mes de marzo o abril de 1912. Gracia dejó abandonado su Poliplano en la sabana del Pontón, y ahí sucumbió víctima de la intemperie. Por otro lado, Zoilo García nunca más intentó crear otros aviones y murió años después a causas de complicaciones sufridas después de caer de un caballo. Lamentablemente, su invento no contribuyó en nada a la aviación como aclaman muchas historias escritas sobre el Poliplano. Ese aeroplano no tenía innovaciones que ya no se había inventado en los aviones de la época, todo lo contario, estaba mal diseñado y no alcanzar altura. Además, fue construidos con material ya conocido y producidos para fabricar aeroplanos. Tampoco supero el aeroplano de los hermanos Wright u otros aeroplanos inventados por otros pioneros aeronáuticos del mundo. Muchos medios dominicanos hacen estas gravísimas exageraciones tal vez porque buscan de tener algo en la historia de un acontecimiento tan grande como la aviación que cambio la transportación del mundo y busca tener un “dominicano” entre los primeros pioneros de la misma buscando glorias donde no hay, aunque mis conclusiones sean duras de tragar para algunos, pero es la verdad de la realidad. Aunque no fue el único dominicano que intentó crear un aeroplano a principio del siglo 20, Zoilo García es considerado el “Padre de la Aviación Dominicana”. Ningún otro dominicano se atrevió a crear su propio avión hasta 1927 cuando Enrique Valverde diseña y construye un monoplano que sí pudo volar y lo mantuvo volando hasta 1935 como veremos más adelante.

 

  • [1] Revista Blanco y Negro, Archivo General de la Nación de la República Dominicana, 1911.
  • [2] Revista Aircraft Magazine, sec. Aircraft News, ed. Julio 1911, p.159
  • [3] Revista Aero America’s Aviation Weekly, ed. abril 6, 1912, vol. 4, No. 1, Col 1, p.2
  • [4] Referencia proveída por Dinorah Coronado
  • [5] Revista Aircraft Magazine, sec. Aircraft News, ed Julio 1911, p.159
  • [6] Revista Suplement Aero, “Long Island has Open Season”. Vols III y IV, 1911 a 1912, Aero Publication Company 1912, St. Louis, USA
  • [7] Revista Aircraft Magazine, sec. “Aircraft News” ed. Agosto 1911.
  • [8] Revista Fying, octubre 1914, vol. 3, No. 9 p.280
  • [9] Smith, Mildreh H. “Garden City, Long Island, in Early Photographs, 1869-1919” (1987), New York, NY y Toronto Canada: Garden City Historical Society,p.61.
  • [10] Joudain, J. I. “Aviación Comercial: origen y evolución en la República Dominicana (2009), Santo Domingo, Editora Universal, p. 9
  • [11] Referencia proveída por Dinorah Coronado
  • [12] Referencia proveída por Dinorah Coronado