Los Primeros Aviones usados por Trujillo en 1930

Vamos a retroceder unos cuantos años antes que Trujillo usara los aviones de la Escuela Nacional de Aviación para intimidar opositores políticos y atacar una pequeña rebelión a su candidatura antes y después que resultó ganador de las elecciones generales de 1930.

En 1927 llegan a la República Dominicana dos pilotos norteamericanos busca fortuna que hacían espectáculos aéreos en dos biplanos WACO modelo 1926 en Puerto Rico. Estos dos norteamericanos eran Basil Rowe y William “Bill” S. Wade. Ese viaje que hicieron al país cambio la vida de estos pilotos, pues Rowe consiguió crear su sueño de ser dueño de una aerolínea (West Indian Aerial Express – WIAX) a pocas semanas de haber llegado. Wade trabajo con Rowe como piloto de WIAX.

Al mismo tiempo que Wade se envolvía en WIAX con su amigo Rowe, el capitán del ejercito Enrique Valverde tuvo la oportunidad de hacer amistad con este piloto norteamericano. Enrique Valverde tenia una ventaja que no tenían casi ninguno de los oficiales militares dominicanos de la época, estudio en los Estados Unidos y dominaba con fluidez el idioma inglés. En 1918 fue enviados por sus padres a los Estados Unidos para terminar sus estudios secundarios y regresó en agosto de 1922. En ese entonces la única opción que tuvo fue enlistarse en la Guardia Nacional, la cual era una gendarmería creada por los Marines para ayudar en las acciones de policía durante la ocupación militar norteamericana. Valverde fue inmediatamente ascendido a 2do teniente por su educación norteamericana. En octubre de 1922 ya era el comandante de la 7ma Compañía de la Guardia Nacional con asiento en la ciudad capital Santo Domingo, y tenia el rango de capitán. A su vez, Trujillo era el comandante de la 6ta Compañía de la Guardia Nacional con asiento en el pueblo de San Francisco de Macorís. Tanto Valverde como Trujillo tenían el mismo rango y eran contemporáneo de armas. Y es aquí donde comienza la relación de amistad entre ambos, la cual es muy importante enfatizar para el propósito de este artículo.

Según los relatos que nos ofreciera el señor Héctor Valverde, hijo menor de Enrique Valverde, su padre aprendió a volar enseñado por un norteamericano que había venido al país con otro piloto norteamericano. A principio de 1927, Enrique Valverde aprendió a volar en uno de los biplanos de Rowe, enseñado por Bill Wade. Y creemos que fue Wade quien enseñó a Valverde pues ambos se asociaron para crear la primera escuela de aviación del país como veremos más adelante, la cual cumplía la doble función de también ser una pequeña aerolínea.
Valverde en abril de 1927 diseño y construye su propio monoplano ayudado por el mecánico de automóvil Luis Ángel Rodríguez. Su avión fue construido para ser exhibido en la Exposición Industrial de Santiago de los Caballeros que se celebró el 5 de mayo de 1927, ante la presencia del presidente Horacio Vázquez y los funcionarios de su gobierno, y entre ellos estaba el coronel Rafael L. Trujillo. El monoplano de Valverde (como se llegó a conocer el avión) logró volar ante los aplausos del público. Este aeroplano, contrario al Poliplano de Zoilo H. García, fue un éxito de la aviación dominicana, pero muy pocos dominicanos saben de esto por perjuicios heredados de la dictadura (Mas detalles de Valverde y su monoplano estarán en el nuevo libro que espero publicar a finales de este año o principios de 2019).

El 29 de marzo de 1929 el presidente Horacio Vázquez firmó la Ley No. 904 donde quedaba establecida el primer Campamento Escuela Militar y la Aviación del Ejército Nacional con un presupuesto de $125,000 dólares. Este presupuesto era para crear un aeropuerto militar, comprar aviones y otros equipos aéreos para modernizar las operaciones de aviones del país. En la misma Ley No. 904 también se le cambio el nombre al aeródromo La Encarnación a aeródromo Charles Lindbergh en honor al famoso aviador norteamericano. Sin embargo, uno meses después el gobierno de Vázquez por razones políticas relacionadas a los actos corruptos de sus funcionarios fue cancelada por la carencia de fondos. Pero, la idea de crear la escuela de aviación no murió con la Ley No. 904, pues el capitán Enrique Valverde junto a Bill Wade decidieron proseguir con la escuela, recibiendo el auspicio del presidente Vázquez, y fundaron la misma en diciembre de 1929 con el nombre de la compañía aérea Escuela Nacional de Aviación CxA. Creemos que la experiencia de Bill Wade en WIAX ayudó bastante en la creación de esta empresa aérea.

El jueves 7 de enero de 1930 fue inaugurados los primeros vuelos domésticos de la Escuela Nacional de Aviación, y una muchedumbre se dio cita en el aeródromo Charles Lindbergh para ver las acrobacias que hicieron Valverde y Wade volando sus respectivos aviones. El periódico La Información en su edición del 8 de enero de 1930 publicó “… por segunda vez las dos aeronaves de la Escuela de Aviación describieron peligrosos semicírculos mantuvieron en expectación al público en el aeródromo Lindbergh”. Esta noticia también describió la presencia de Trujillo a bordo de uno de los aviones durante la exhibición; “La nave F1, piloteada por W.S. Wade, iba como pasajero el general Rafael Leónidas Trujillo, jefe del Estado Mayor del Ejército, y el coronel Simón Díaz, jefe del Departamento Norte del Ejército”. El articulo citado también menciona al capitán Enrique Valverde del Ejército Nacional, quien iba como copiloto junto a Bill Wade en el primer vuelo domestico del avión F1 a la ciudad de Santiago de los Caballeros, el cual duró dos horas y 28 minutos y tenía como pasajeros a los señores Rafael Mayreles y R. Morales, quienes pagaron $5 dólares cada uno por sus boletos.

Los aviones que tenía la Escuela Nacional de Aviación eran un avión monoplano de alas alta Stinson SM-2AB que llevó la matricula norteamericana NC-8466, y su número de serie era c/n 1067. Erróneamente se creyó que este avión fue un Stinson SM-2AB, pero los datos encontrados en los archivos de la compañía Stinson Aircraft indican que fue un SM-2AA, y fue comprado por Bill Wade en Puerto Rico el 5 de enero de 1930, dos días antes de la inauguración de los vuelos de la escuela. Este avión era la “nave F1” que se refiere el artículo del periódico La Información que citamos. El segundo avión era la unidad F2, y este era un biplano WACO modelo 1926 que también pertenecía a Bill Wade, y era usado mayormente para transportar correspondencia o para enseñar a volar. Este aparato no era uno de los biplanos que habían traído Rowe y Wade antes de crear WIAX, pues ambos fueron destruidos en accidentes una semana después de la creación de WIAX. Además de estos dos aviones, también existía el monoplano de Valverde, el cual estuvo volándolo hasta 1932. Para el propósito de este artículo, el lector debe notar que para poner redactar el propósito de este tenemos que hacer esta historia para comprender como Trujillo utilizó aviones antes que el ejército estuviera aviones militares.

Meses antes de celebrarse las elecciones del 16 de mayo de 1930, los partidos políticos que se oponían a la candidatura del general Trujillo realizaron muchas manifestaciones públicas en su contra, y muchas de las cuales eran interrumpidas por grupos de militares disfrazados de agitadores pagados por el propio Trujillo. Pero hubo una de esas manifestaciones que fue interrumpida por aviones. Según el señor Luis F. Mejía en su libro “De Lilis a Trujillo”, el domingo 16 de abril de 1930 un grupo de líderes opositores se reunió en el Parque Colón y el mitin político fue interrumpido varias veces por “aviones del ejército” que volaron a baja altura para intimidar a los oradores. Pero en esa época el ejército dominicano no tenía aviones o pilotos, y podemos asumir que estos aviones fueron los dos aviones de la Escuela Nacional de Aviación piloteado por Wade y Valverde, pues eran los únicos pilotos que Trujillo podían contar en ese momento.
El otro acontecimiento donde fueron utilizados aviones por órdenes del general Trujillo ocurrió exactamente un mes después de las elecciones. El exlíder político y militar Cipriano Bencosme junto a un grupo de campesinos armados “cogieron el monte” para iniciar un levantamiento armado para protestar los resultados de las elecciones que dieron como ganador a Trujillo. La respuesta de Trujillo fue rápida, y el mismo se puso al frente de 500 soldados para buscar a los sublevados en las montañas cerca del pueblo de Moca en la región del Cibao. Aun teniendo superioridad numérica, los soldados no pudieron encontrar a los insurgentes, debido a esto, Trujillo le pidió a Bill Wade para utilizar un aeroplano para hacer un reconocimiento aéreo de las montañas de Moca. Wade voló su avión Stinson sobre las lomas del Mogote, Villa Trinia, y Jameo, pero tampoco pudo dar con los insurgentes. Se sabe que fueron dos aviones que se utilizaron para hacer el reconocimiento aéreo sobre las montañas de Moca, suponemos que el otro avión era el biplano WACO o el monoplano de Enrique Valverde piloteado por este. Esta fue la primera operación militar donde el Ejército Nacional utilizó aeroplanos, aunque estos no pertenecían a su inventario. Algunos relatos que se han escrito sobre este acontecimiento relatan que los aviones que utilizó Trujillo eran biplanos de combates de los Marines estacionados en Haití, pero esto no es cierto, pues el gobierno de los Estados Unidos no estaba muy contento de la forma que Trujillo ganó las elecciones y no iba a asociarse directamente a Trujillo autorizando una operación militar de esa índole. También se sabe que los aviones “bombardearon” varias de las montañas mencionadas, pero los aviones que volaron no tenían capacidad de cargar bombas, pero sí era posible lanzar morteros desde las cabinas, una técnica de bombardeo improvisado que era muy común en esa época. Semanas después, Bill Wade también realizó un reconocimiento aéreo sobre las costas del Este del país para detectar un cargamento de fusiles que debió ser enviado por vía marítima a Bencosme desde Puerto Rico, pero este cargamento nunca llegó. Eventualmente los campesinos que se sublevaron fueron abandonando la causa y dejaron sólo a su líder, el cual fue capturado y asesinado el 18 de noviembre de 1930.

El periódico digital Diario Libre publicó un articulo escrito por Emilia Pereyra el 5 de abril de 2018 donde el “historiador” de aviación Carlos Ortega aseguró que la rebelión de Bencosme fue una revuelta militar que mantuvo en zozobra al reciente gobierno de Trujillo, pero eso no es verdad. La revuelta de Bencosme fue muy mínima sin ningún apoyo otro del puñado de campesinos que se unió a la misma, y después de varias semanas en las lomas abandonaron a su líder, quien luego vivió escondiéndose en casas de amigos y familiares hasta que fue traicionado por un hacendado norteamericano. El señor Ortega también indicó que Trujillo utilizó aviones en la rebelión de Desiderio Arias en junio de 1931. Tampoco eso NO es verdad. En ese entonces el ejército no tenia aviones, la Escuela de Aviación y sus aviones fueron destruidos por los vientos del ciclón San Zenón en septiembre de 1930. Cuando ocurre la rebelión de Arias, Trujillo había enviado a varios militares a Cuba para estudiar aviación, incluyendo a Enrique Valverde, quien estaba en los Estados Unidos. Tampoco es verdad  sus señalamientos que esos aviones eran piloteados por norteamericanos, dando la impresión de que fueron “prestados” por el gobierno norteamericano para ayudar a Trujillo. Cuando ocurre la sublevación de Bencosme, el gobierno de Trujillo tenía un conflicto diplomático con el vicepresidente de los Estados Unidos debido a que la compañía Curtiss había publicado que iba a vender tres biplanos militares a la República Dominicana. Acción que puso en peligro el préstamo de emergencia para la reconstrucción de Santo Domingo que había aprobado el Congreso de los Estados Unidos. En ese momento todo el movimiento que hacia Trujillo (interna o internacionalmente) era monitoreado por el Departamento de Estado, y el uso de aviones militares norteamericanos para ayudar a Trujillo no era posible. No sabemos de donde este hombre se inventa estos disparates sin pruebas. Para terminar, la rebelión de Arias no afectó la supervivencia del régimen como dice Ortega. Trujillo solicitó que todos los miembros del ejército hicieran un voto de lealtad a él y a su gobierno cuando Desiderio Arias decide rebelarse, incluso existe una fotografía que enviaron Frank Feliz Miranda y Aníbal Vallejo Sosa donde posando en un avión de entrenamiento en Cuba firmaron un mensaje a Trujillo recalcando su lealtad. Esta foto fue publicada en el periódico Listín Diario.

Ortega relata que los guardias que se enfrentaron a Arias tenían armas modernas, esto no era cierto, después de la retirada de los Marines en 1924, los soldados dominicanos heredaron las armas dejadas por estos, y aunque Trujillo trató de modernizar el armamento de su ejército a partir de 1930, el mismo consistía en simple fusiles y unas cuantas decenas de ametralladoras y cañones de campañas de menor calibre. El armamento del Ejército Nacional no era tan moderno entre 1930 a 1943.

La periodista que escribió el articulo afirma que el señor Ortega “aseguró que en las incursiones aéreas rociaban bombas de gas venenoso e inflamable”. Otra vez Ortega  dijo una barbaridad, pues, era imposible que Trujillo comprara armas químicas y las usara en las incursiones aéreas contra Bencosme. Esto demuestra la falta de investigación que tienen este hombre que NO investiga antes de escribir o decir disparates infundados. Los militares norteamericanos no usaron armas químicas durante la ocupación militar del país y en ningún lugar donde invadieron antes y después de la Primera Guerra Mundial. Nunca usaron este tipo de armas y/o transfirieron las mismas a un gobierno como el de Trujillo. Además con respecto a  las bombas incendiarias, estas NO existían en 1930. Las primeras bombas incendiarias fueron usadas el 10 de marzo de 1945 durante el bombardeo de la ciudad alemana de Dresden por bombarderos norteamericano, dos meses antes de terminar la 2da Guerra Mundial en Europa.

RECURSOS USADOS:

  1. Daliey, R. “An America Saga-Juan Trippe and his Pan Am Empire”(1980) Riviera Production Lid y Revista Aero Digest, ed. junio 1931, p.90
  2. Revista Aero Digest, ed. junio 1931, p.90
  3. Rowe, B. L. “Under My Wings” (1987), 2da ed. Ams Press, varias paginas
  4. Javier García, Manuel Jesús. El Caribe, ed. 18 noviembre,1956, p.10
    Doc. 839.796/9, 11 febrero, 1930. US. State Department donde se confirma que el gobierno contribuyó a la creación de la Escuela Nacional de Aviación CxA
  5. Periodico La Información ed. 7 enero, 1930
  6. Mejía, Luis F. (2011) “De Lilis a Trujillo”. Santo Domingo: Banreservas- Bibliófilos. 4ta Ed., p365
  7. El ejército dominicano en 1930 apenas era una brigada ligera de infantería, y esta cantidad de soldados utilizada por Trujillo era la cuarta parte de los soldados activos.
  8. Vega, Bernardo. (1992) “Trujillo y las Fuerzas Armadas Norteamericanas”. Santo Domingo: Fundación Cultural Dominicana. Varias páginas
  9. Vega, Bernardo. (1992) “Trujillo y las Fuerzas Armadas Norteamericanas”. Santo Domingo: Fundación Cultural Dominicana. Varias páginas